Señor don
Pablo Gutiérrez
Oficina de Observación Electoral de la
Organización de Estados Americanos,
Washington.
Distinguido señor:
Red Etica y Democracia, comando Estados Unidos y Canadá, denuncia la maniobra artera concebida desde el Tribunal Supremo Electoral y la Cancillería para perpetrar un fraude escandaloso en los consulados ecuatorianos en el exterior durante el conteo de votos en las diferentes juntas electorales.

Tal como ha sido usual en los procesos electorales, cada partido o movimiento tiene derecho a designar sus delegados en cada junta electoral para observar el proceso de votación y de conteo de votos. De acuerdo a esta norma los consulados en Nueva York y Nueva Jersey pidieron a la RED que designara 28 delegados para Nueva York y 27 para Nueva Jersey, lo que corresponde al número de juntas.

La RED cumplió con esta obligación dentro de los plazos establecidos por la ley y por el Tribunal Supremo Electoral.

Sorpresivamente ayer en la tarde ambos consulados nos han informado que sólo se aceptarán un delegado por cada 20 juntas y uno más por la fracción que exceda de 20, lo cual significa que cada partido o movimiento sólo podrá tener dos delegados.

Al recibir la información anotada y que se describe más abajo, el abogado Ricardo Vasconcellos, primer candidato de la RED en Estados Unidos y Canadá, se puso en contacto con el vicepresidente del Tribunal, Abg. René Mauge Mosquera, quien en dos ocasiones le informó que el pleno del TSE nunca había decidido nada parecido a la medida comunicada por los consulados.

De todo esto se infiere que se trata de una maniobra artera que se une a la intervención descarada del presidente de la república en la campaña electoral, a la manipulación gubernamental sobre ciertos vocales del Tribunal, al uso de dineros del Estado en promoción de los candidatos del gobierno y a la intervención directa de los cónsules en actos electorales organizados por ellos.

El proceso electoral en el exterior ha perdido la poca transparencia que tenía. En el estado de Nueva Jersey la mayoría de los vocales fueron designados a pedido del "Comité Cívico Ecuatoriano", una entidad organizadora de festivales, desfiles y reinados, sin ninguna participación en los problemas de  la comunidad. Este "Comité" se ha puesto al servicio del gobierno como central electoral y prestó su nombre para la organización de un acto de campaña digitado desde el consulado y disfrazado como "recepción de la comunidad al presidente de la república", efectuado el domingo 23 de septiembre de este año.

Se trata de impedir que haya testigos de la manipulación de las papeletas electorales por miembros de juntas previamente instruidos en el fraude que se prepara para asegurar una espúrea victoria de los candidatos del gobierno.

Mientras tanto, una nutrida delegación encabezada por Rafael Correa permanece desde el sábado 22 de septiembre en Estados Unidos en abierta campaña electoral, con un gasto que se ha calculado en medios de prensa de 60 mil dólares diarios, a los que se debe agregar cuantiosos egresos en organización y realización  de mítines en el área triestatal con el acarreo de "partidarios" en buses fletados, tal como se hizo en New Jersey hace pocos días.

El comando de Red Etica y Democracia en Estados Unidos y Canadá resolvió ayer enviar una denuncia a la Organización de Estados Americanos, observadora del proceso electoral, para hacer pública la maniobra de impedir que delegados de los partidos y movimientos políticos puedan presenciar el manejo de las papeletas.

Estoy enviando más bajo el comunicado que nos fue enviado por los consulados de Nueva York y Nueva Jersey

Atentamente,

Alberto Andrade

Delegado de la RED en EE.UU. y Canadá