¡Digamos nosotros... cien mil veces la verdad si es necesario!... Pero no aceptemos el cinismo, la falacia, ni el engaño...

Ya el gobierno ha dicho las mil veces su mentira y – sorprendentemente - muchos la están aceptando como si fuera verdad...  ¿Que pasa?... ¿Es que el pueblo ya no sabe decir ¡NO! ...
 
¡No al abuso del poder, no, a la mentira! ¡No a la dictadura y no a la tiranía...Y por sobre todo... NO a la humillación  de vivir como esbirros o como esclavos de un chiflado con delirios de grandeza...

Hagámosle saber - de una vez y por todas – a aquellos que nos están queriendo ver la cara... ¡Que jamás viviremos, como perros de un tirano!

¡Digámosle – no – miles de veces no!... A la mentira que repiten a diario los enemigos de la democracia, del pueblo y de la verdad... Gritemos a los cuatro vientos, que...

- La asamblea no tiene  plenos poderes -
¡Para remplazar al congreso ni para legislar!


Y que cualquier actividad de esa Asamblea - que se aparte del mandato que le dio el voto del pueblo en la “Consulta Popular Nacional 2007”...

¡NO ES VALIDA!

(Mientras no cuente con el aval del voto popular en el plebiscito nacional al que deberá llamarse 45 días después de que se termine de redactar el texto de la nueva constitución)... ¡Porque ese fue el mandato del pueblo – y nadie lo puede cambiar!

Los miembros de la Asamblea Constituyente solo son...

PROPONEDORES DE UN NUEVO TEXTO CONSTITUCIONAL Y DE UNAS REFORMAS A LA ESTRUCTURA GENERAL DEL ESTADO.

Ellos solo le pueden “PROPONER” pero no le pueden “METER” cambio alguno al pueblo o a su mandato... Ni  a la estructura general del Estado, a las leyes o a la Constitución...

Sin que el pueblo apruebe o desapruebe lo “Propuesto” en las urnas de un Plebiscito Nacional que deberá ser convocado 45 días después de que los “REDACTORES” de la nueva Constitución terminen de escribirla)...  

(Insisto y redundo - a propósito - porque el momento lo exige así)...

Cualquier otra cosa que los asambleístas osen hacer...

¡LOS DESCALIFICA E INVALIDA SU ACTUACION!

Escribo este artículo, como una llamada de alerta para la atención de todos los ciudadanos, (POLITICOS O NO) para hacerles caer en cuenta que cada vez que le prestan atención a las fantasías – o a los sueños de perro  de estos asambleístas – lo que en esencia están haciendo, es darle importancia o validez, a las sinvergüencerías de la tiranía totalitaria y abusiva que se ha apoderado de atribuciones legislativas ajenas, y que se está burlando del mandato popular...